Trastorno del Espectro Autista: 7 Preguntas frecuentes del TEA.

Por Katherine Núñez Flores 

Educadora Diferencial, Mención DI Universidad Católica de Valparaíso Acreditada Internacional Aplicación Test Ados2.

1.- ¿Qué es el TEA?

 

El TEA (Trastorno del Espectro Autista) es una condición neurológica y del desarrollo, la cual se manifiesta durante los primeros tres años de vida, y dura para siempre. Se le llama “Espectro”, puesto que diferentes personas pueden presentar una gran variedad de síntomas distintos. Por ejemplo, algunos de estos síntomas o señales de alerta son; evitar el contacto visual, no responder al nombre, niños “aparentemente sordos”, jugar a alinear o apilar las cosas, presentar comportamientos repetitivos, ausencia de lenguaje, o si existe lenguaje, éste es monótono, robótico o cantado, presencia de ecolalias (repeticiones de palabras o frases), entre otros. El Trastorno del Espectro Autista, incluye lo que se conocía antes como síndrome de Asperguer y el Trastorno Generalizado del Desarrollo no especificado.

 

2.- ¿Las vacunas causan el Trastorno del Espectro Autista?

Es muy común escuchar a madres o padres decir “mi hijo/a era normal hasta que le pusieron la vacuna” o “mi hijo/a dejó de hablar porque le pusieron la vacuna, ahí también dejó de mirarme”. No podemos decir que estos padres estén mintiendo, sin embargo, este estancamiento o retroceso en las conductas, no se debe precisamente a las vacunas que necesariamente se deben poner a los pequeños. Estas conductas que muchos padres pueden identificar, se explican exclusivamente porque cuando existe el Trastorno del Espectro Autista, éste se manifiesta dentro de los primeros 3 años de vida, por lo que dentro de toda esta etapa, pueden aparecer o desaparecer diferentes comportamientos. Esto quiere decir que, hay niños/as en los que se pueden identificar señales de alerta desde los primeros meses de vida, cuando no presentan sonrisa social o contacto ocular. Sin embargo, hay otros casos, en los que los niños/as aparentemente tienen un desarrollo “normal”, y dentro del primer y segundo año de vida, se estancan o retroceden, por ejemplo en el lenguaje (niños/as que han adquirido lenguaje, comienza a desaparecer). En la actualidad, existen diferentes teorías sobre las causas del TEA, donde lo más mencionado son los factores ambientales y genéticos, sin embargo, hoy no se sabe cuál es la causa del TEA.

 

3.- ¿Si le doy medicamentos a mi hijo/a se sanará del TEA?

 

El Trastorno del Espectro Autista no es una enfermedad, es una condición, por lo tanto, no hay cura para ello. Es importante entender que las condiciones son parte de las personas, por lo que no podemos cambiar esto, sin embargo, podemos optimizar habilidades y comportamientos y así mejorar la calidad de vida tanto del niño/a como de la familia. El tratamiento para el Trastorno del Espectro Autista está basado principalmente en el trabajo terapéutico del equipo multidisciplinario, ya sea terapeuta ocupacional, fonoaudiólogo, kinesiólogo, educadora diferencial, neurólogo, dependiendo de las necesidades que presente cada niño/a. Sólo cuando es estrictamente necesario, se realiza tratamiento farmacológico para regular conductas o sueño.

4.- ¿Los niños con Trastorno del Espectro Autista tienen sentimientos?

 

Muchas veces se escuchan comentarios como “los niños con autismo no tienen sentimientos”, “les da lo mismo lo que tu sientas”, lo que es lamentable y lejos de ser real. No olvidemos que antes de un diagnóstico, está una persona, que piensa, siente, y actúa igual que cualquier otra persona. Las personas con autismo tienen dificultad para identificar los sentimientos propios y de otros, por lo que muchas veces no entienden la pena, enojo, entre otros. Sin embargo, son personas que sienten amor, alegrías, penas, rabias, y todos los sentimientos que alguien puede sentir. Es por esto que es tan importante entregarles cariño, tener la paciencia de explicar ciertas situaciones, entregarles contención, evitar comentarios o actos que los hagan sentir mal.

 

5.- ¿Las personas con TEA pueden aprender?

 

El Trastorno del Espectro Autismo puede o no estar asociado a otra discapacidad. En la mayoría de los casos se encuentra asociado a la discapacidad intelectual, y dependiendo del grado de afectación, será la dificultad que presente para aprender. También hay casos en los que no existe asociada una discapacidad intelectual, por lo tanto, no se evidencia afectación a nivel cognitivo.

 

6.- ¿Pueden ser independientes los adultos que tengan TEA?

 

La forma en que se desenvuelva una persona con el Trastorno del Espectro Autista, dependerá del grado de afectación de éste. Una persona con TEA de alto funcionamiento, puede realizar su vida de manera completamente normal. Si bien, van a existir ciertas dificultades, éstas pueden ir disminuyendo o enfrentadas de manera óptima, con un tratamiento y apoyo terapéutico constante. Por lo tanto, en estos casos, la vida se desarrolla de manera adecuada, alcanzando una independencia laboral, familiar y amorosa. Cuando el grado de afectación es mayor, casos moderados y severos, la independencia se hace más compleja. En estos casos, se trabaja en una independencia en actividades básicas de la vida diaria (ir al baño, vestirse, comer, etc.), el desarrollo de habilidades laborales básicas, pudiendo desempeñarse en un trabajo con supervisión y apoyo constante. En algunos casos, esto no alcanza a ser posible, pese a los apoyos que se entreguen.

 

7.- ¿Las personas con TEA pueden tener una pareja?

 

Cuando existe una discapacidad, ya sea de origen orgánico o físico, su manifestación puede limitar a la persona en sus habilidades intelectuales, motoras, sensoriales y sociales, por lo tanto, puede afectar la expresión de la sexualidad. Considerando que el TEA es una discapacidad que limita principalmente el desempeño social-comunicativo, pueden verse afectados el erotismo y la vinculación afectiva. El deseo sexual comenzará a aparecer en cierta etapa de la vida, y dependerá del apoyo que se proporcione, cómo lo enfrente la persona. Es necesario comenzar a hablar de sexualidad desde temprana edad, con el fin de que se sepan enfrentar óptimamente la aparición del deseo sexual. En este sentido, también dependerá del grado de discapacidad que tenga la persona, puesto que, como se mencionó anteriormente, con el apoyo necesario, la persona puede desarrollar su vida independiente y sexual de manera “normal”. Sin embargo, cuando el grado de discapacidad es mayor, la vida sexual se ve limitada de igual forma.

  • Facebook
  • Instagram